Archivo de la etiqueta: India

Havelock. El paraíso en las Islas Andaman.

Afortunadamente todavía nos quedan lugares en el mundo por descubrir. Cuando decidimos viajar a este destino, y nos encontramos que muy pocos de nuestros amigos lo conocían, lo interpretamos como una señal inequívoca de que habíamos elegido correctamente J Las Islas Andamán están situadas en el golfo de Bengala, más cerca de la costa de Birmania y Tailandia, pero pertenecen a la India.

El archipiélago se compone de diferentes islas. Port Blair es la principal, donde está la capital y el aeropuerto. Nuestro recorrido nos llevó por Port Blair, Havelock y Neil.

Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Viajar por Asia, viajes

India, el final de un viaje apasionante, vol. V

Esta será la última entrada en el blog sobre mi viaje a la India en 2.008. Una vez recorrido el estado de Rajastán, era el momento de tomar dirección este, hacia el estado de Uttar Pradesh, el más poblado de la India, el de las vacas, el hindi y donde se encuentra el río sagrado del hinduismo, el Ganges. En la India hay infinidad de lugares que deben visitarse, pero en mi opinión el único obligado es el Taj Mahal en Agra. Existen viajes de un día desde Delhi en tren o autobús, saliendo a primera hora y volviendo al anochecer. En mi caso, me desplazaba en un autobús nocturno desde Jaisalmer, haciendo escala en Jaipur. Quería llegar a Agra a media mañana, descansar y visitar el Taj Mahal antes del anochecer, cuando la luz ataca esta maravilla del diseño en mármol blanco y construcción humana.

Durante el trayecto en bus, al saltarse mi parada, los conductores querían hacer pagar de nuevo, pero una vez convencidos de que no iba a suceder así, me llevaron en un rickshaw a mi destino. Llegué a las 14h a Agra, me dirigí al hostal, que me habían recomendado en la guesthouse Himalayan de Jaisalmer. Después de regatear bastante conseguí mi habitación y me encaminé hacia el Taj. Ojo porque a partir de las 18h los guardias empiezan el desalojo.

Taj Mahal

El Taj Mahal se construyó por amor en el s. XVII. El emperador Sha Yahan lo levantó por la muerte de su segunda esposa al nacer su decimocuarto hijo. Tardaron 20 años en terminarlo, emplearon expertos de todo el mundo y miles de personas que eran explotadas (esa es la parte menos romántica del Taj). Se cree que el emperador quería construir una réplica en mármol negro para su propia tumba en la ribera opuesta del Yamuna, pero al derrocarlo su hijo y encerrarlo hasta su muerte en el fuerte de Agra solo pudo contemplar la obra hasta el fin de sus días.

La entrada son 500 Rs. y hay tres puertas de acceso que llevan a un patio exterior, la puerta sur si se viene de Taj Ganj pero hay bastantes colas. Las filas están separadas para hombres y mujeres. Atravesando el pórtico de arenisca roja con inscripciones del Corán se

Visita al fuerte de Agra (300Rs), una fortaleza mongola con un palacio en su interior. Construido en el s. XVI por el emperador Akbar se trata de un conjunto de diferentes edificios en arenisca roja, una doble muralla y reconstrucciones. El río lo atravesaba al principio. En su interior hay mezquitas, palacios y unas vistas magníficas del Taj Mahal.

Mi hostal, Sai Palace, situado en la zona Taj Ganj, llena de vida, sobre todo durante la noche por restaurantes, puestos en la calle, cafés, y puestos de todo tipo. Las habitaciones limpias, con baño, agua caliente y AA. Conocen, bajo comisión claro, una tienda donde hay pasminas, colchas, y todo tipo de productos textiles magníficos. Desayunar en la azotea del Shanti Lodge Restaurant, mientras se contempla a lo lejos la silueta del Taj Mahal es un lujo que bien vale el viaje hasta Agra.

Desde Agra, realizaría el trayecto más largo en tren de todo el viaje. Se suponían que sería un viaje saliendo a las 21h y llegada a Varanasi a las 9:30 del día siguiente. La estación de Agra pequeña y abarrotada de gente. Finalmente, serían 24h hasta Varanasi debido a continuos problemas y paradas durante el trayecto. Entablé amistad con mis compañeros de coche, compartimos te chai y samosas, ambos estudiantes en la universidad esperan poder trabajar en los EEUU.

Varanasi , ciudad sagrada, de peregrinaje y lugar preferido para recibir la muerte en la religión hinduista. A la ciudad de Siva acuden hindúes para en el río sagrado lavar los pecados de toda la vida o para incinerar a sus familiares, aquí se obtiene el moksa, liberación del ciclo de nacimientos y muertes.

Conocida por sus Ghats a orillas de río Ganges, es como si una ciudad paralela existiese en las orillas del río, gente viviendo en destartaladas chalupas pero bien decoradas, situadas a lo largo de todo el margen del río. Esas aguas son donde la gente de baña, cocina, hace sus necesidades, etc… Durante mi recorrido por los ghats recibí varias invitaciones a sumergirme en el río, que yo muy amablemente decliné indicando mis más que seguros problemas “por delante y por detrás”, por lo menos conseguí arrancarles unas buenas risas. El número de ganchos y ofertas de grandes, bonitas y baratas rutas es constante, así que hay que tomárselo con calma.

Tienes que tener preparados los sentidos, sobre todo el olfato, como en toda la India, pero en esta ciudad se hace más perceptible.

Ghat en Varanasi

La carga espiritual de la ciudad y del Ganges es extraordinaria. En sus orillas se realizan los rituales de incineración, ser testigo de uno de estos acontecimientos en el Ganges, de cómo se prepara la pira para la incineración, y se esparcen las cenizas en el río me llevó a una profunda reflexión sobre la vida, el principio, el fin y todos las circunstancias que pasan a lo largo de tu vida. Fue curioso cuando te mantienes a una distancia prudencial y aun así te piden dinero por verlo, estaba claro que solo querían aprovecharse y sacar algo, era gente que no tiene nada que ver con la familia, en fin, son las peculiaridades de este país.

El acoso, al igual que en Agra es bastante elevado, así que hay que armarse de paciencia y poner cuidado con los objetos personales. Lo mejor es llevar el alojamiento reservado y acordado que te vayan a buscar a la estación. Ojo los rickshaw no pueden circular por las pequeñas calles de la ciudad vieja.

Mi hostal el Sun Rise . Tranquilo, agradable y con el bar en una terraza y que agradecía el aire fresco. La habitación amplia y limpia. Sobre todo el personal, muy amable y colaborativo.

Dejé Varanasi con una sensación extraña, quizá porque me acercaba al final del viaje, llevaba en la retina el funeral presenciado en los ghats, y los continuos acosos (casi como el gin y el gan). Siguiente destino Kolkata (antigua Calcuta) desde donde iniciaría el viaje de regreso a Madrid con escalas en Mumbai y Doha.

Para visitar Calcuta se necesitaría un viaje única y exclusivamente para recorrerla y empaparse de su espíritu y ambiente. Lamentablemente ya no disponía de más días así que tuve que contentarme con vagar por la ciudad tratando de impregnarme lo máximo posible de su ambiente.

Es la segunda ciudad más grande de la India y considerada el centro intelectual y cultural del país. Esto se junta con una situación de desesperación e indigencia que viven millones de personas.

Victoria Memorial – Kolkata

Estaba situado por la zona de Chowringhe, una zona donde se puede visitar el Victoria Memorial situado en una parque precioso, fue construido para la reina colonialista Victoria a principios del s. XX. El parque de Maidan con los estanques y parques donde se juega al cricket. Estuve un buen rato viendo un entrenamiento, y no conseguí entender ese juego, en fin…El museo indio, la catedral St. Paul y chinatown, y los diversos mercados son otros puntos de interés.

Mi hotel situado en esta zona, era un edificio rosa, el Sun flower GH Habitación con baño, habitación amplia e iluminada. Cerca de multitud de pequeñas tiendas, Internet cafés, limpio y con personal agradable. Me sirvió para descansar antes del largo viaje de vuelta.

Llegaba así al final de mi viaje. Abandonaba la India con un sentimiento de morriña, su gente, la comida especiada y picante, el espíritu místico, la cultura y su vitalidad me habían calado tan profundamente que deseaba volver cuanto antes (yo creo que esto le ocurre a prácticamente todos los que visitan este país). La experiencia desde luego mucho mejor que la anterior en 2.006. Por otro lado, me iba decepcionado por los aspectos menos “glamorosos” como el machismo, las castas y clases sociales, la burocracia excesiva, la corrupción y la explotación de los más débiles.

India es un país de grandes contrastes, que permanecerá para siempre en tu mente y en tu corazón, que amarás en cuanto hagas el primer trayecto y vivas la primera experiencia. Amigable, acogedor, será la experiencia de tu vida.

Deja un comentario

Archivado bajo Viajar por Asia, viajes

India, la ciudad dorada de Jaisalmer. vol. IV

Vista de Jaisalmer desde el Palacio

Mi viaje continúa por el estado de Rajastán, la ciudad de Jaisalmer situada en el desierto de Thar. Se la conoce como “La Ciudad Dorada” y está situada en una roca arenosa de color amarillento donde destaca su fuerte situado en la cima de la colina Trikuta. El color amarillento o dorado es característico de la ciudad cuyo nombre proviene de su fundador Rao Jaisal.

Es la ciudad del desierto, del calor asfixiante, de las excursiones en camello, de las noches en tienda al aire libre, y del fuerte. La base fundamental en la que se sustenta la ciudad es el turismo.

Jaisalmer fundada en s. XII ocupaba una posición estratégica en la ruta tradicional de comercio atravesada por caravanas de camellos de mercaderes indios o asiáticos. Una ruta que unía la India con Asia Central, Egipto, Arabia, Persia, África y el oeste. Gracias a estos ricos mercaderes se construyeron mansiones de madera  y piedra caliza. Sin embargo el auge del tráfico marítimo produjo un trasvase de mercancías hacia Mumbai.

Vista del fuerte de Jaisalmer

El Fuerte de Jaisalmer , situado sobre la colina Trikuta, es un recinto amurallado con 99 almenas. Una gran parte de la población vive dentro de sus muros y esto provoca que esté en peligro su conservación. En su interior está el palacio Maharaja Mahal, y hay diversos templos jainas e hinduistas. Lo mejor para descubrirlos es perderse en su laberinto de calles estrechas, llenos de pequeños comercios y tiendas donde los colores y olores

Entré en el Palacio del maharajá  (255rs más la cámara), atravesando una serie de portales hasta llegar al patio. Son siete plantas y una parte está abierta al público. Desde él se pasaba revista a las tropas. No es tan exuberante como los palacios de Udaipur o Jaipur, pero destacan sus decoraciones con colores vivos en las pinturas, telas y los trabajos con espejos.

El palacio Maharaja de Jaisalmer

Otra visita a la Nathmal-ki-Haveli , con esculturas y pinturas en la primera planta.

Para no perderse, la Patwa-ki-Haveli , la entrada 100rs más la cámara mereció la pena. Yo creo que es la más espectacular, y está situada en un callejón muy estrecho. Construida en el s. XIX por cinco hermanos jainíes mercaderes de joyas. Desde la terraza tiene buenas vistas del fuerte.

El Salim Singh-ki-Haveli , es privado. La entrada 15rs más la cámara, y aún se encuentra habitada. La planta de abajo son habitaciones estrechas mientras que las superiores son amplias, con balcones y cúpulas. Fue construida hace tres siglos.

Patwa-ki-Haveli

Durante el callejeo descubrí diferentes templos jainíes. Un complejo de 7 templos (255rs) interconectados. Ojo con los horarios. Su construcción en piedra caliza amarilla, albergan esculturas, pinturas y una biblioteca con manuscritos antiguos.

Cogiendo un autorickshaw, y por solo 30rs llegué al Gadi Sagar . Se trata de un estanque al sur de la muralla rodado por templos y santuarios con unos arcos muy elaborados en la entrada. En su momento era el depósito de agua de la ciudad. Impresionante el tamaño de las carpas, cuando la gente se puso a echar trozos de comida la lucha era encarnizada ….

El estanque Gadi Sagar

El Museo de folklore de Jaisalmer , es muy recomendable para visitar. Tiene cerámica, armas, elementos para montar camellos y botellas de opio.

En cuanto a la comida, curry, pollo, arroz son las bases de la cocina, nada nuevo con respecto . Los restaurantes más caros están al lado del Palacio.

Me alojé en la Himalayan guesthouse que no me explico como no se caía a pedazos. Lo mejor sin duda desayunar y cenar en la terraza, compartir unas cervezas con otros viajeros, una buena conversación (aquí conocí a unos israelíes) y admirar el recinto interior del fuerte durante la noche.

Realmente la ciudad se puede recorrer en dos días, y si se quiere hacer la excursión al desierto las hay como mínimo de medio día por mil Rs.

Las estaciones de tren y la principal de autobús están juntas así que intenté reservar todos los siguientes billetes ya que tenía claro los días que me quedaban. Fue imposible conseguir billete de tren para Agra, y tuve suerte de conseguir los trayectos Agra – Varanasi y Varanasi – Kolkata.

Salía en bus hacia Agra a las 17h y dejaba la puesta de sol a mis espaldas sobre la ciudad dorada, me esperaban otras 8 horas de “sleeper class”. Tenía que llegar a Jaipur y allí cambiar de bus hacia Agra. Ojo en estos cambios de transporte ya que intentan hacer que vuelvas a pagar, pero manteniéndose firme y con los justificantes de los billetes comprados no hay problema. En mi caso, fue una discusión acalorada hasta que conseguí hacerles comprender que ya había pagado mi billete hasta Agra …

Próximo destino, una de las maravillas del mundo…el Taj Mahal

Deja un comentario

Archivado bajo Viajar por Asia, viajes

India, disfrutando de Udaipur, vol. III

Rajastán mezcla el bullicio y la modernidad de las grandes urbes indias con el calor abrasador de su desierto. Camellos, flora, saris multicolores, turbantes y gastronomía se conjugan en el territorio de los rajputas, unos clanes guerreros que decían descender del sol, la luna y el fuego y que han dominado la región durante un milenio.

Udaipur se fundó en 1.559 y fue un símbolo patriótico por su resistencia ante el poder musulmán. Actualmente vive un esplendor turístico gracias a sus lagos, palacios, templos, havelis y una agitada actividad.

Llegué a Udaipur a las 7:40am después de casi 9 horas en el coche cama del tren. Conseguí la litera superior, con las sábanas y la manta que te dan para el viaje, un tanto gastadas y marcadas, el traqueteo del tren me ayudó a dormir. Nada más llegar a la Venecia de Oriente, como es conocida Udaipur, desapareció el cansancio acumulado y al dejar la mochila en el hotel ya estaba deseando salir a recorrer la ciudad.

Lago Pichola Udaipur

Lago Pichola Udaipur

Udaipur se encuentra en las orillas del lago Pichola y desde los montes Aravalli se puede contemplar toda la extensión de la ciudad.

Una de mis actividades favoritas es callejear al llegar a un nuevo destino. Eso fue lo que hice y lo que recomiendo ya que la cuidad está llena de palacios, templos y museos, tiendas de ropa de vivos colores, pintorescos turbantes, saris de colores amarillos y azafrán, etc. El jaleo del tráfico, los restaurantes y tiendas, los turistas y los mochileros que recorren el país y que llegan aquí mantienen a la ciudad con un aire cosmopolita y turístico.

Fue en una de sus calles donde conocí a una familia. Agradables y abiertos como todos los habitantes de la ciudad, me invitaron a jugar y fotografiar a sus niños junto con la vaca de la familia, si, si era suya en propiedad! Por supuesto también me invitaron a comer con ellos.

Otro día encontré una tienda, regentada por una chica de Orense. Mostraba toda una colección de pinturas hechas a mano (precios sobre 1.500rs). Fue una historia de amor con un chico indio la que le llevó a vivir en esta ciudad. Y aunque en un principio me contó lo duro que resultó abrirse camino para una chica europea y blanca en un país en cierta forma machista, finalmente consigió hacerse respetar y de hecho abrir y dirigir un negocio (clases de castellano). Al final no pude resistirlo y le compré una preciosa pintura de una escena con vivos colores azules.

Palacio flotante Udaipur

Palacio flotante Udaipur

El palacio flotante del Lago, construido en el s.XVIII, es el centro de la ciudad y ahí se llegaron a rodar escenas de la película Octopussy de James Bond! Construido en mármol blanco su reflejo en el lago y su brillo en la noche le dan un aspecto de cuento y misticismo.

La visita al Palacio de la ciudadson 50Rs+25Rs incluyendo la entrada al museo (cámaras +200Rs) y el horario entre 9:30-17:30. Conviene madrugar ya que la afluencia de turistas, extranjeros y locales, y visitas guiadas es elevada.

Palacio Udaipur

Palacio de la ciudad de Udaipur

En el patio interior del Palacio hay unos restaurantes y terrazas donde puedes relajarte y descansar contemplando la fachada de 244m del longitud y 30m de altura.

Todo el Palacio es una sucesión de diferentes edificios, de torres, balcones y cúpulas. Desde los balcones superiores se puede ver el lago y la ciudad. Merece la pena visitar el museo, tiene mosaicos imponentes, vidrieras, espejos, jardines, azulejos y pinturas en los diferentes edificaciones.

La visita al Templo de Jagdish la recomiendo. Además de su construcción indo-ario en el s. XVII y de su significado religioso respecto a Visnu, este templo se encuentra situado en una plaza en pleno bullicio de la ciudad, rodeada de restaurantes con terrazas, tiendas de souvenirs, y para viajeros donde contratar excursiones, billetes de tren/autobús. Justo en frente hay un restaurante con una terraza desde la que se puede disfrutar de la vista del templo iluminado por la noche, y degustar una cerveza (aunque sea a escondidas).

Templo de Jagdish

Templo de Jagdish

Cuando visité el Bagore-ki-Kaveli una mansión que se encuentra en las orillas del Lago (justo al lado del Palacio) pude ver como las mujeres lavaban la ropa en el ghat (algo que será una imagen típica en Varanasi). Esta mansión con diferentes patios, tiene 138 habitaciones que mantienen la decoración de la época (s.XVIII), tienen exposiciones culturales y de arte tradicional. Aquí está expuesto el turbante más grande del mundo, y una serie de monumentos del mundo realizados en poliestireno, curioso…

Ghat Bagore-ki-Kaveli

Ghat Bagore-ki-Kaveli

Recorriendo a pie la orilla del lago desde el Palacio, llegué al “sunset point”, desde donde contemplé como anochecía sobre el Palacio de Jagmandir.Al lado izquierdo del Palacio, en la orilla del lago, se encuentra el embarcadero (Bansi Ghat) para llegar hasta la isla de Jagmandir, donde se encuentra el Palacio de Jagmandir. Construido en el s.XVII la isla está flanqueada por una serie de elefantes de piedra, las vistas de la cuidad y del Palacio Dorado son espléndidas. Es una lástima que solo se deja visitar una pequeña parte del Palacio ya que el resto es un hotel de lujo. Según se dice, el emperador mongol Sha Yahan se inspiró en él para construir el Taj Mahal.

Como decía al principio desde los montes Aravalli se puede apreciar en toda su extensión la ciudad de Udaipur. Es en lo alto de estas colinas donde se encuentra el Sajjan garh o Palacio del Monzón. Llegué hasta allí en un autorickshaw (150rs y entrada 225rs) por una carretera que para dos vehículos es más que justita, además de que puedes encontrar fauna de la zona en libertad.

Calles Udaipur

Calles Udaipur

El Palacio construido en s.XIX fue en origen un centro astronómico. Ahora es propiedad del gobierno y está algo descuidado en su interior, aunque las vistas son imponentes. En aquel momento la fachada principal estaba en reparación, la verdad lo necesitaba.

Me alojé en el Anjani hotel. Excelente y muy recomendable (500rs/noche). Aunque en la web pueda parecer un hotel de lujo, no lo es evidentemente, pero si está muy cuidado, con detalles, limpio y con personal muy atento.

Plaza del Templo de Jagdish

Plaza del Templo de Jagdish

Está decorado con pinturas, murales, vitrales y suelos de damero blanco y negro. Sobre todo desde la terraza se puede contemplar el Pichola y la ciudad.

Siguiendo hacia el noroeste mi siguiente destino era la ciudad del desierto Jaisalmer. Un billete de autobús por 370Rs en “sleeper class” sería mi siguiente medio de transporte, aunque me supuso tal cantidad de botes y movimiento en la cabina que casi no pude dormir…

Deja un comentario

Archivado bajo Viajar por Asia, viajes

India, en Ahmedabad, vol.II

Ahmedabad es la principal ciudad del estado de Gujarat, en el camino desde Mumbai hacia Rajastán. Fundada en 1.411 por Ahmed Sha su principal industria es la textil que tuvo su auge desde la segunda mitad del s. XIX. Fue aquí en el 1.915 donde Gandhi instaló su comunidad espiritual (ashram). Sin embargo en la segunda mitad del s. XX entró en decadencia cerrando las fábricas textiles.

La ciudad se encuentra dividida por el río Sabarmati, en una parte se encuentra la zona más cosmopolita y moderna, mientras que en la otra reina el espíritu de otra época de esplendor.

La profunda influencia musulmana está presente en la gran cantidad de mezquitas que existen por toda la ciudad. Merece la pena planificar bien la ruta para poder verlas. Estas son las que visité durante mi recorrido.

Mezquita Jama Masjid

Mezquita Jama Masjid

La Jama Masjid es la más imponente de las mezquitas, construida por Ahmed Sha contiene su tumba. Son 260 columnas que sustentan 15 cúpulas. Resulta un tanto agobiante con tantas columnas y tan poco espacio entre ellas. Menos mal que los ventiladores hacen que circule el aire sino el ambiente y el olor sería imposible de soportar. La mezquita Sidi Saiyad, al lado del río es uno de los edificios más impresionantes de la ciudad. Formó parte de la muralla del fuerte Bhadra. Tiene diez ventanas semicirculares que representan una malla entrelazando las ramas de un árbol (conocidas como jalis) y que representan el símbolo de la ciudad. Fue la última mezquita construida durante el sultanato. La mezquita Rani Sipri, se conoce también como la Masjid-e-Nagira (joya de las mezquitas) por sus líneas de construcción y acabados. Está al sureste de la ciudad y relativamente lejos así que mejor ir en rickshaw.

Elefante delante del fuerte Bhadra

Visité el fuerte Bhadra, que actualmente tiene oficinas gubernamentales. Construido por el fundador de la ciudad, desde la última planta hay buenas vistas de las pequeñas calles de la zona. El tráfico es intenso alrededor de este monumento de hecho presencié como dos chicas en una moto atropellaban a una señora que quedó tendida en la calle sin más consecuencias que unas magulladuras. Mi visita coincidió además con un mercado en el que había un hombre cabalgando sobre un elefante y que era la atracción de la multitud. La parte mala de todo este ajetreo es que se resiente el estado de conservación, daba pena ver el fuerte, tanto por dentro como por fuera, una lástima.

Dada Hari Wav

Llegar hasta el Dada Hari Wav no es fácil por la distancia y que una vez allí no hay taxis, así que lo mejor es que espere por ti. Son una serie de plataformas unidas por una escalera que termina en un pozo octagonal. Construido en el s. XV. El pozo está seco y el lugar se encuentra abandonado. Durante mi visita estuve acompañado por un grupo de adolescentes, a los que les resultó divertido estar conmigo.

Cerca del Dada Hari está el Pozo de Mata Bhavani así que hay que aprovechar el mismo viaje. Ahora es un tempo hinduista. No olvidéis llevar agua, importante ya que caminando al sol sudas continuamente y tampoco hay tantas tiendas por esa zona.

Delante de la mezquita en Sarkhej Rosa

El Sarkhej Rosa, construido en el s.XV, está situado fuera de la ciudad a unos 8 km así que utilicé un rickshaw. Se trata de un conjunto de edificios islámicos alrededor de un depósito de agua. Hay una serie de jardines y explanadas antes de llegar a la sala de oración. La gran cantidad de gente que me encontré me hizo pensar que más que una mezquita aquello se trataba de una fiesta, y efectivamente era el diwali. Familias enteras como si se tratar de un picnic abarrotaban las diferentes plazas. No pude entrar en la mezquita ya que no puedes ir en shorts. A la entrada del complejo está la tumba del Sultán Mahmud Begada. De nuevo el lugar se encuentra en mal estado de conservación.

Anochecer y luces en el Lago Kankaria

Al visitar el Lago Kankaria sentí un soplo de aire fresco ya que la ciudad tiene bastante contaminación. Se trata de una zona de paseo así que estaba lleno de gente, parejas, familias, todos muy amigables, de hecho un chico aprovechó para practicar inglés conmigo. El beneficio fue mutuo ya que me acompañó durante todo el recorrido explicándome las diferentes partes del lago.

Si hay un lugar que es de obligada visita en Ahmedabad es este, Sabarmati Ashram. Situado a unos 5km del centro de la ciudad en un margen del río en una zona tranquila. La entrada es gratuita. Fundada por Gandhi en 1.915 fue su cuartel general en su lucha por la

Sabarmati Ashram

independencia. El 12 de marzo de 1.930 encabezó desde este lugar la marcha de la sal. Aquí se sigue con la artesanía y el papel hecho a mano, se mantienen los aposentos originales tal y como él los dejó y también se puede ver un repaso fotográfico de su vida. Está la carta que le envió a Hitler en el 1.939 para que abandonara la guerra.

Mi alojamiento fue en el hotel Comfort (Relief Rd.), de precio medio no es muy recomendable sobre todo por el personal, que no era muy amable además de alguna treta que intentaron con el horario y el pago anticipado.

La salida de Ahmdabad era hacia el estado de Rajastán. En la estación a la izquierda está la ventanilla para reservar los billetes con el cupo para extranjeros. Udaipur sería el próximo destino. Tren nocturno y otras 8 horas y media intentando dormir en el coche cama…

Deja un comentario

Archivado bajo Viajar por Asia, viajes

India es color, luz, vitalidad, espiritualidad. Vol I

Mi relación con la India comenzó un par de años antes de este viaje, aunque no fue un inicio fácil. Sin embargo sabía que no podía dejar pasar la ocasión de conocer al séptimo país más extenso del mundo y el segundo más poblado.

En India nació la civilización del valle del Indo (3.500 – 2.000 a.C. la civilización Harappa) que ya comerciaba con Mesopotamia. La decadencia de ésta se produjo según la teoría más fiable por la invasión de pueblos arios procedentes de Afganistán y Asia central. A partir de este momento se sucedieron una serie de invasiones y luchas entre diferentes imperios y reinos hasta llegar a la actual situación.

Luchó por su independencia del Reino Unido (colonizada en el s. XIX) que consiguió en 1.947, gracias al movimiento de no violencia liderado por Gandhi. En ese momento las zonas de mayoría musulmana se separaron para formar Pakistán, y en 1.950 India se convirtió en una república con su constitución. Está compuesta por 28 estados y 7 territorios de la unión. Religiones como Hinduismo, Budismo, Jainismo y Sijismo se originaron en estos territorios.

Legué a Mumbai de medianoche, entre recoger la mochila, pasar la aduana e inmigración, cambiar efectivo, ya solo podía coger un taxi al hotel. Una ciudad caótica de 16 millones de habitantes y con un ambiente decadente, donde me encontré de bruces con la realidad de la India. Mumbai desempeñó un papel muy importante durante el movimiento de independencia, en 1.942 Gandhi inició su campaña “”Dejad India”. Es además el centro de la industria cinematográfica de India, Bollywood

Gran Estación Central (Mumbai)

Gran Estación Central (Mumbai)

Lleno de edificios coloniales, el más representativo es la gran estación central, Chhatrapati Shivaji (antigua estación Victoria). Es el corazón de la red ferroviaria y símbolo de la época colonial. Con torreones, agujas, vidrieras, cúpulas. Se terminó en 1.887, aunque el primer tren de la India salió 34 años antes desde aquí. Se declaró patrimonio mundial de la Unesco en 2.004 y se trata de la estación más concurrida de Asia.

 

Bazares en Mumbai

Bazares en Mumbai

El paseo por el mercado Crawford te adelanta la entrada a la zona de los bazares. La parte donde se encuentran las carnicerías es brutal, ver como están colgados al aire libre los corderos, pollos, cerdos, y como los restos de animales están desperdigados por los callejones, muestra una zona de aspecto siniestro y sangriento.

Mi visita al estanque Banganga. Lo mejor es llegar en taxi. Se trata de un oasis de tranquilidad en Mumbai, rodeado de bloques de pisos. Visita a los templos, deambula por las calles laberínticas, sin tráfico, donde puedes perderte.

La playa de Chowpatty, es un lugar ideal para pasear con tu pareja o familia. Se considera como una de las zonas limpias, aunque no intenté bañarme, el agua está contaminada. El atardecer se llena de locales y turistas para cenar, hacer deporte o simplemente contemplar la puesta de sol.

Puerta de India (Mumbai)

Puerta de India (Mumbai)

La puerta de India, a la que llegué al atardecer. Construida entre 1.911-1.924, es un popular punto de encuentro para vendedores ambulantes, fotógrafos, mendigos, turistas indios y extranjeros. Desde aquí salen barcos hacia isla Elefanta. Justo enfrente de la puerta se encuentra el Taj Mahal Palace & Tower, un hotel mezcla entre estilo islámico y renacentista. Construido en 1.903 por el industrial J.N. Tata. Su espectacularidad es comparable a su precio, ni para una cerveza…

Uno de los restaurantes a los que fui, el Laxmi Villas. Económico, calidad excelente y con aire acondicionado. Su especialidad era la comida del sur. Me encanta la comida india, así que disfruté de las samosas, el tikka masala y un mango lassie de postre.

Mi estancia fue en el Hotel City Palace. Muy limpio y con habitaciones equipadas aunque estrechas. El personal amable, y pese a estar situado enfrente de la estación CST, es relativamente tranquilo. Recomendable.

Diwali en Mumbai

Diwali en Mumbai

Mi visita coincidió con el Diwali. Se trata de una fiesta religiosa, la entrada del nuevo año hindú, donde reinan las luces, los colores, los petardos y los fuegos artificiales (que se lanzan sin ningún tipo de protección en medio de la gente). De hecho algunos los tuve en los pies, y el olor a pólvora quemada te impregna durante días. Lo celebran varias religiones, hinduismo, sijismo y jainismo. Se venera a Lakshmi que otorga prosperidad y riqueza y Ganesha.

Desde Mumbai, el tren hacia Ahmedabad. Salía desde la estación de Mumbai Central a las 21:50, y me esperaban 8,5h de viaje nocturno…Lo mejor para conseguir billete es ir al centro de reservas (en la CST hay ventanilla) y además conviene ir con antelación ya que el tren es el medio de transporte más utilizado en la India y por tanto es fácil encontrarte con que no hay billetes en primera o segunda, en tercera sin problema…

Deja un comentario

Archivado bajo Viajar por Asia, viajes

Asia Edition III. India en 2.008

Después de un primer intento en 2.007, que desgraciadamente no salió como esperaba. Sin embargo de todo se aprende, y en esta segunda ocasión pude disfrutar de la India (recorrido por el norte del país).

Un gigante asiático, del que sólo pude conocer una pequeña parte; contrastes, mezcla de tradición y modernidad, tan preocupados por el alma, como por la gomina, la comida o el último hit electrónico.

En definitiva, una maravilla a la que definitivamente habrá que volver en otra ocasión…quizás pronto al sur, Goa?
Aún tengo pendiente subir una composición con las fotografías, en cuanto pueda los subiré, además del resto de detalles sobre el viaje.

Deja un comentario

Archivado bajo Viajar por Asia, viajes