Asia Edition II. India…strike one

Volveré a la India, por dos razones básicamente, primero porque me gustó lo que pude ver, segundo porque me quedó casi todo por conocer. La razón por la que sólo estuve una semana en lugar de un mes, fue que alguien pensó que llevaba cosas de valor en mi mochila…y claro ya se sabe.
El caso, es que en un tren nocturno, me quedé sin pasaporte, dinero, tarjetas, cámara, tickets de avión, ipod, llaves de casa, guía, … todo lo que guardé en la mochila pequeña antes de tumbarme en mi litera. Bastaron 5 minutos de distracción (en buena hora se me ocurrió mandar un sms…), para que los profesionales se dieran todo un festín a mi costa durante los próximos años…
A partir de ahí, la odisea de lidiar con la policía India para poner la denuncia. Después de echarme del tren (no tenía billete, claro), y seguir durante media hora a un policía que no hablaba inglés por toda la estación, llegamos a la comisaría de la estación.
Cinco policías (y alguien más durmiendo en el suelo…), y lo único que les preocupaba era cuanto dinero llevaba en efectivo, vamos que estaban más que compinchados e iban a comisión!! Ni el pasaporte, ni las tarjetas, ni ponerme en contacto con la embajada, ni si tenía más dinero, nada de eso les preocupó! solo el cash!
La repanocha, es cuando pretenden que rellene la denuncia en hindi, claro como si llevara toda la vida allí. Después de razonar con el que hablaba inglés, accedió a traducir él la denuncia del inglés al hindi.
Finalmente, la policía me permitió utilizar su teléfono fijo para contactar con la embajada española, que claro a las 11pm estaba cerrada y nadie contestaba. Conseguí ponerme en contacto con un teléfono móvil, de una señora muy amable de la embajada que me explicó todo lo que debería hacer para continuar el viaje, o volver a España (que en aquel momento me pareció la opción más sensata).
Después de conseguir cambiar vuelos (gracias Susan por tu tarjeta y confianza J, pude obtener un salvo conducto en la embajada a los dos días. Con ese salvo conducto me fui a la oficina de registro de extranjeros para conseguir un visado de salida para ese mismo día…toda una odisea de “discusiones” con los funcionarios indios…finalmente lo obtuve.
Tampoco estuve exento de momentos surrealistas en el aeropuerto, pero finalmente después de casi 20h de viaje llegué a Madrid, sin dinero ni para el metro, y gracias al taxi que me pagó mi amiga Chusa, que era quien tenía las llaves de mi casa…gracias!

 

Así que volveré aunque eso si, ya no seré tan confiado, y lo siento en el alma…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Viajar por Asia, viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s