Viaje a las antípodas según Carlota

La aventura comenzó un martes 6 de septiembre. Yo salí de mi casa con mi mochila trolley (de que otra forma podía ser? ) y muchas ganas de conocer la otra parte del mundo. El viaje es cortisiiiiisimo ( apenas entre pitos y flautas 2 días de viaje), pero sin duda el destino final merece eso, aunque no diré que mas…
Una vez llegamos a NZ lo más agradable fue estar en un B&B en el que nos hicieron sentir como en casa. El desayuno hecho íntegramente (pan y muesli incluidos) por la dueña y que a la vuelta nos estuviera esperando con una botella de vino y dos copas, no tiene precio. Lo peor fue encontrarnos una ciudad como Christchurch completamente destrozada por los terremotos y en la que han demolido o van a demoler el 60% de los edificios históricos.
La segunda parada fue Franz Josef para ir al glaciar y darlo todo. Que os voy a contar sobre esa experiencia. A más de una/o se os hubieran saltado las lágrimas de verme de Dora la Exploradora con mis crampones y todo. Tiembla Calleja!
Luego tocaba subir al norte de NZ, con la esperanza de que las temperaturas fueran más agradables que en la isla sur, porque madre mía el frío que he pasado, y todo en pos de la aventura!!!
Primera parada Auckland en el norte, frío y lluvia infernal los 3 días pero ellos en chanclas y manga corta, olé ahí! Una ciudad muy animada, sobre todo porque es una de las sedes del mundial de rugby que se está celebrando ahora. Lo mejor el Food alley que descubrimos y en el que teníamos al alcance de la mano toda la comida asiática a un precio más que razonable. Creo que me he alimentado a base de sushi básicamente…yummiiiiiii!
La siguiente parada fue Paihia al norte de la isla norte, una zona de playa estupenda en la que inocentemente pensé que haría calorcito. Pues no y encima lloviendo! Pero a una exploradora como yo, nada le contraría 😉
Eso sí tienen unas playas y una naturaleza espectaculares. Cogimos la excursión para ver y nadar con los delfines, como está mandado, pero lo de nadar ná de ná. Tienen una regulación muy estricta y como los delfines estaban con sus crías fue imposible lanzarse al agua. Lo único que me falta es que me detengan por violar alguna ley medioambiental.
Nuestro periplo NZ acabo en Akaroa, otra zona de costa pero esta vez en la isla sur. Por lo menos esta vez hacía sol, lo cual agradecimos bastante, sobre todo yo!
Y ya emprendimos el camino hacia Sydney pero eso es otra historia…
Lo mejor de NZ aparte de su naturaleza es su gente. Dudo mucho que en otra parte del mundo encuentres gente más amable y más dispuesta a ayudarte…
Excepto un bar que nos encontramos en la carretera que era la excepción que confirma la regla. Daban mucho miedo, pero eso da para otro post y ahora toca desayunar ligerito como lo hacen aquí. Huevos, bacon, salchichas y si te descuidas te ponen noodles!
La próxima vez más y mejor!
Carlota

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Viajar por Oceanía, viajes

2 Respuestas a “Viaje a las antípodas según Carlota

  1. Inés Bajo

    Espero que Óscar llevar ala cámara, porque ese momento Dora exploradora no tiene precio!!

    Pena lo de NZ y el terremoto y no haber podido nadar con los delfines, os va a tocar volver…

    Cuidado con esos desayunos ligeritos, que luego os pasáis el dia caminando y hay que tener mucha energía.

    Deseando ver las fotos de esos paisajes..un beso para los dos!

  2. Yo tambien quiero verte de Dora la exploradora, eso no tiene frio.Estoy deseando ver las fotos aunque imagino que habrá para dos otres sesiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s