Madrid, Madrid, Madrid…

Estoy seguro de que a todos nos ocurre que aquella ciudad en la que vivimos es la que menos conocemos. Quizás por el escaso tiempo libre del que disponemos o quizás por el hecho de saber que la tenemos siempre ahí y que podremos descubrirla cualquier día.

Madrid, capital, ciudad, provincia y comunidad. Tiene innumerables rincones que descubrir y disfrutar, que os trasladarán a otra época de la historia u os enfrentarán a la realidad más actual. A mí personalmente me encantan aquellas zonas que permiten al viajero disfrutar de momentos únicos y originales.

Siempre es difícil seleccionar un número limitado de puntos de una ciudad, porque además cada uno tiene los suyos, pero vamos a ver que os parece esta selección.

Los básicos, esos rincones que no deberías perderte de Madrid.

DSC_0219_2

Rosas en Madrid

Museo del Prado. Abrió sus puertas como museo en 1.819. Se trata de uno de los museos más relevantes del mundo y que alberga algunas de las más valiosas colecciones y exposiciones de pintura y esculturas. Gracias a las sucesivas y constantes donaciones y legados, gran parte de ellos privados, y las compras éste ha tenido que expandirse y dificulta en cierto modo su visita. No intentéis verlo todo, revisar en la web qué es lo que os interesa y repartir el tiempo. Situado además en un enclave como es el Paseo del Prado, que constituye un pulmón y reducto de frescura en los meses de verano.

La Puerta del Sol. Es el centro de toda la actividad de la ciudad, tanto turistas como madrileños la tienen como referencia y punto de encuentro. Además ha tomado una relevancia especial con los movimientos ciudadanos surgidos a raíz de la crisis económica.

Madrid de los Austrias. Una extensa zona de la capital, sin límites administrativos que surgió del desarrollo urbanístico propiciado por la Casa de Austria a partir del s. XVI. Los límites de la villa en su momento se delimitaron sobre las calles Sagasta, Carranza, Alberto Aguilera, ronda de Toledo, Valencia y Embajadores, y los paseos del Prado y Recoletos. Dentro de este recinto imaginario encontraréis los principales conjuntos monumentales de la ciudad.

Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá. Restaurada en cinco ocasiones, forma parte de las cinco puertas reales por las que se accedía al Madrid del s. XVIII. Situada en la Plaza de la Independencia, era el punto de entrada de los viajeros desde Francia, Aragón o Cataluña. De estilo neoclásico es el primer arco de triunfo construido en Europa, antes que los de París o Berlín. Al visitarla reconoceréis uno de los iconos de la ciudad presente en multitud de momentos históricos, políticos y artísticos.

La Gran Vía. Desde la calle Alcalá hasta la plaza de España. Si visitas Madrid tienes que recorrerla, es una forma inmejorable de impregnarte del espíritu de esta ciudad y conocer porque es tan especial, un auténtico muestrario de su vida comercial, turística y de ocio. Escaparate único para  toda obra de teatro o musical que se precie, que debe estrenarse en uno de sus teatros (Cine Gran Vía, Coliseum, Palacio de la Música, Capitol,etc.). Encontramos algunos edificios destacados como el Metrópolis, Palacio de Prensa y el Hotel de las Letras.

Tómate un descanso. Una vez hayas recorrido Madrid, ya sea en transporte público o a pie, te vendrá bien un descanso, que te ayude a recopilar los diferentes puntos visitados.

Deporte en el Retiro

Deporte en el Retiro

El Retiro. Uno de los pulmones de la ciudad conjuntamente con la Casa de Campo y el Juan Carlos I. Aquí además de naturaleza podéis encontrar un verdadero museo al aire libre (como el paseo de las estatuas), además de disfrutar de todo tipo de actuaciones callejeras como malabaristas, titiriteros, músicos, pintores, etc. Podéis alquilar una barca en el estanque que preside una estatua de Alfonso XII, aunque eso sí, cuidado con caerse al agua. Mención especial al Palacio de Cristal, del s.XIX levantado por la Exposición de las Islas Filipinas.

Parque del Capricho. No se trata de un parque muy extenso, pero si es de los más bellos. Está situado al noreste de la ciudad, se construyó en s. XVIII, por los Duques de Osuna para sus inquietudes artísticas. Hoy continúa siendo un gran desconocido así que no lo encontraréis masificado. Tres tipos de jardines, el francés, el inglés y el italiano, cada uno con sus peculiaridades que los hacen únicos. Visitad también el Palacio del parque.

De terrazas por Madrid. Si hay algo que abunda en la ciudad son las terrazas, cubiertas y al aire libre, en azoteas o a pie de calle, seguro que encontraréis una que sea perfecta para el momento (una cita, reunión de negocios, lectura, cena con amigos, etc.). Por la zona de Conde Duque, La Latina o Malasaña (Plaza del Dos de Mayo o de San Ildefonso) tenéis maravillosas terrazas en las que tomarse unas cañas con los amigos, tapear y ser parte de la vida en la calle de Madrid. Si buscáis algunas mas elegantes en la Azotea del Círculo, The Roof, Hotel Ada, Urban, podréis encontrar un ambiente chic, con fabulosos cócteles y espectaculares vistas, zonas con sillones, cortinas, cojines, rincones perfectos para el ocio y relax.

Madrid Río. Se extiende por la rivera del río Manzanares en el sur de Madrid, desde el Puente de los Franceses. Se accede por varias estaciones de metro (Pirámides, Legazpi, Ppe. Pío, etc.). Gracias a las obras de la M30, se han ganado terrenos para jardines y zonas de esparcimiento. Varios puentes cruzan el río y conectan con el Parque Lineal del Manzanares, como el Puente de Segovia, Puente de Toledo, Puente de la Reina Victoria y el Puente de los Franceses.

Mercado de S. Miguel

Mercado de S. Miguel

Mercado de San Miguel. Con un edificio de hierro de principios del s. XIX este mercado busca el protagonismo de los productos frescos y de calidad. Diferentes profesionales especializados muestran sus mejores ofertas culinarias. Sirve además de mercado tradicional con productos diarios. Situado en el centro de Madrid (Plaza de S. Miguel), ofrece un espacio para cursos, ferias, conciertos y degustaciones.

Dónde dormir. Una de las mejores formas de conocer una ciudad es viajar amigos, y en ese caso la mejor opción es compartir un apartamento. Esto te proporciona libertad de movimientos, poder ajustar costes preparando la comida y compartiendo gastos, además de poder reuniros entorno a una cena o comida. Para buscar apartamentos una buena opción es consultar en esta página, GowithOh, tienen buenas e interesantes ofertas para todos los gustos y bolsillos.

Para una siguiente entrada os hablaré de mi selección de restaurantes y de locales nocturnos, ambos aspectos con una extensa y variada propuesta por toda la ciudad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Viajar por España, Viajar por Europa, viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s