Ruta en moto a la Siberia Extremeña

De nuevo una ruta de fin de semana o para 3-4 días en función de lo acostumbrados, y de la  resistencia que tengáis, para hacer tiradas largas. En total serían 600km. Un trayecto precioso que os llevará por las provincias de Toledo y Badajoz, llegando a la Sierra de Siruela y de Pela, atravesando los embalses de Cijara y el de Orellana.

Valle La Serena

Valle La Serena

Salimos de Madrid por la A-5 hacia Talavera de la Reina. Un recorrido por autovía en el que debemos de mantener la distancia de seguridad además de hacernos visibles a los coches. Te puedes plantear la opción de ir por fuera de la autovía, todo en función del tiempo que dispongas.

A partir de Talavera (esta vez no hacíamos noche aquí, y solo era ciudad de paso) nos dirigimos hacia el sur por la N-502, hacia Nava de Ricomalillo. Esta carretera nacional tiene buen asfalto y curvas divertidas (amplias y con visibilidad). Es además un buen punto para un primer descanso y tentempié de media mañana. El siguiente destino sería Sevilleja de la Jara antes de cruzar a la provincia de Badajoz.

Cruzamos a Badajoz por la parte norte del embalse de Cíjara, que se nutre de ríos como el Guadarranque, Estena, Estenilla, Fresnedoso, etc. La carretera BA-7021 que bordea el embalse está en perfectas condiciones (ancha y con buen asfalto) y transita entre frondosos bosques. Esto ya de por sí es un aliciente para la ruta, disfrutando de la naturaleza y hermosos paisajes. Las vistas desde la carretera merecen una parada para fotografiarlas o simplemente contemplarlas en silencio. Encontraréis buenas curvas y en alguna zona incluso reviradas, así que con cuidado manejando el gas y el freno en la entrada.

La carretera BA-7021 se convierte en la BA-7216, que pasa por Villarta de los Montes, antes de adentrarse en la provincia de Ciudad Real por unos pocos kilómetros a lo largo de la separación entre ambas provincias y comunidades. Llegados al punto de conexión con la N-430/N-502 hay que tomar ésta en dirección Siruela, hacia el oeste. El desvío en la N-430 hacia Siruela se hace por la BAV-4014, en ese momento pasamos de la nacional a una carretera comarcal y se nota. El asfalto y curvas de la nacional, suaves, elegantes y espaciosas, dan paso a un asfalto poco cuidado con baches, algo de gravilla, y sin arcén. Alguna curva revirada de 180º y llegamos a nuestro destino, Siruela.

DSC_0035_2

Siruela

El pueblo de Siruela está situado en la sierra de Siruela y en la comarca de la Siberia Extremeña. Este pequeño y acogedor pueblo tiene algunos tesoros históricos como la Iglesia de Ntra. Sra. de la Antigua, del s. XIII, el palacio de los Duque de Fernán-Nuñez del s. XVII y la Ermita de Ntra. Sra. de Altagracia situada a unos kilómetros del pueblo. Tanto en la plaza mayor, como en las calles aledañas hay suficientes bares y restaurantes para disfrutar de la siempre agradecida gastronomía extremeña. Nosotros estuvimos durante las fiestas patronales del 13 al 16 de agosto, en las que hay representaciones teatrales, conciertos, puestos de artesanía y de comida. Lo típico de los pueblos vamos, con las terrazas en la calle y la algarabía de los vecinos.

Nos alojamos en una de las mejores casas rurales en las que he estado, La Pajarona. Prácticamente la estrenamos después de su reforma. Con una estructura basada en los cimientos una casa típica de la zona, ha mantenido la fachada y disposición de un edificio centenario. En su interior, ocho habitaciones dobles perfectamente equipadas y decoradas, proporcionan un ambiente único de relajación y hogareño. Sus puntos fuertes, las zonas comunes de terrazas y la piscina. En el primer piso una terraza con vistas a la sierra de Siruela y el pico de la Motilla, con acceso directo desde el pequeño y acogedora biblioteca en la zona de habitaciones superiores, varias hamacas y sillones protegidos del sol con un cobertizo y galería que se ha reformado manteniendo el original. En el piso inferior, se divide en la zona de la piscina y un pequeño jardín. A la sombra del granadero os podréis relajar con el frescor de la piscina. Se accede desde el salón principal, que tiene adosado un amplio comedor. Toda la casa está adaptada para huéspedes con movilidad reducida y dispone de wifi gratuito. Precios de las habitaciones en función de la temporada y la habitación van desde los 60€ a los 90€ con desayuno.

DSC_0015_2

Casa rural La Pajarona

Desde Siruela, nos dirigimos hacia el oeste, y cruzando el embalse de la Serena llegamos al pueblo de Talarrubias. Esta carretera con buen asfalto y alguna zona de curvas enlazadas y divertidas, sobre todo en la parte que cruza el embalse. El pueblo de Talarrubias con una plaza central en la que se sitúa el ayuntamiento y la iglesia, está en la encrucijada de las aguas de la zona, por la multitud de embalses y el río Guadiana. De aquí surgen varias rutas de senderismo y es zona de deportes acuáticos en los embalses.

Siguiendo la carretera EX103 llegamos a nuestro siguiente destino Puebla de Alcocer. Una localidad situada en la comarca de la Siberia Extremeña a las faldas de la Sierra del Castillo. Según entras al pueblo debes buscar el camino hacia el castillo, siguiendo calles estrechas, empedradas y empinadas, así que ojo con la moto, no quemar el embrague y dirigir bien la rueda delantera. Según se va subiendo las vistas mejoran y una vez se llega a la cima se encuentra el castillo del s. XIII. desde el que se divisa todo el valle de La Serena, su embalse y el de Orellana. Destaca de este castillo la torre cilíndrica de 25 metros.

Castillo de Puebla de Alcocer

Castillo de Puebla de Alcocer

En lo alto de la sierra está el restaurante La Lacena del Castillo. Un rincón situado en un lugar privilegiado, y desde cuyo mirador exterior semicircular se puede divisar la inmensidad del valle de La Serena y su embalse. A escasos 50m se encuentra el Castillo de Puebla de Alcocer. La carta de productos de la zona, gazpacho, croquetas, perdiz, cordero, etc. son parte de un menú delicioso, acompañado de excelentes vinos. Este restaurante pertenece a la red de Miajones, una agrupación de restaurantes que ofrecen los sabores auténticos de la dehesa.

Después de un par de días disfrutando de las fiestas del pueblo y del relax en la casa rural, llegaba la hora del regreso a Madrid deshaciendo el recorrido que nos había llevado hasta Siruela, no sin antes prometer que volveríamos a disfrutar de esta comarca.

Las rutas en moto siempre son atractivas sobre todo si se recorren los muchos pueblos con historia que tenemos y que aún podemos disfrutar. En nuestra mano está preservarlos y potenciarlos. Ahora simplemente es decisión vuestra salir a estrujar vuestras monturas y descubrir nuevos rincones.

Con cuidado, concentración y gas!!!

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Ruta en moto, Viajar por España, viajes

2 Respuestas a “Ruta en moto a la Siberia Extremeña

  1. Si no te importa, me guardo la ruta.. Una zona que todavía no hemos visitado y tiene que ser preciosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s