Valle de Fuenfría, la ruta de Los Miradores. Naturaleza y montaña en las afueras de Madrid

En Madrid el Valle de la Fuenfría situado en la Sierra de Guadarrama, es uno de los puntos por excelencia para los que aman la montaña. Pertenece al municipio de Cercedilla y es frontera con Segovia. Para llegar, se atraviesa el pueblo, o desde la estación de cercanías, y hay que tomar la carretera de Las Dehesas.

DSC_4379_2

La afluencia de visitantes, sobre todo en verano, es tan alta que existen varios aparcamientos, restaurantes, merenderos y áreas recreativas. Siguiendo la carretera te encuentras con el Centro de Educación Ambiental del valle donde te proporcionan toda la información necesaria sobre la zona, rutas, etc. Es desde aquí desde donde parten casi todas las rutas de senderismo. En primavera y verano, como os decía, hay bastantes aglomeraciones, pero en otoño e invierno, si el tiempo acompaña, es perfecto para escapar de la ciudad, respirar aire puro, hacer deporte y entrar en contacto con la naturaleza. Si vais en coche os recomiendo llegar temprano o dejarlo cuanto antes y continuar a pie, ya que sino vais a dar vueltas y vueltas, y ese tampoco es el objetivo en el monte!

Desde Las Dehesas se puede llegar hasta las zonas recreativas al lado de unas lagunas, realizando un agradable paseo. Hay además una escuela de equitación que hacen excursiones para niños y adultos.

De las diferentes rutas que os encontraréis (Carretera de la República, Calzada Borbónica, Pico de Majalasna, La Calle Alta, Los Miradores, GR-10) y que además podéis cruzar unas con otras, yo escogí este día, Los Miradores. Son 9km, señalizados (círculos naranjas) que atraviesan bosque de pinares, cruzan arroyos y siguen una senda forestal. Saliendo desde el aparcamiento Majavilán (que está situado en el lateral derecho de la carretera), la dificultad es media, salvo el sendero pedregoso casi al principio de la ruta, que tienes que ir subiendo hasta encontrar de nuevo la senda forestal, el resto es un camino en buenas condiciones, hasta los Miradores y de nuevo en la bajada. La ruta llega a 1.700m que a pesar de no ser la máxima, nos brinda excelentes vistas del valle desde los miradores de Vicente Aleixandre, Luis Rosales o Camilo J. Cela, todos ellos vinculados a la Sierra.

Disfruté como un niño, recordando cuando podía recorrer libremente los montes de Galicia en las aldeas de mis padres, los fines de semana que salíamos de Lugo.

Recomendaciones; buen calzado (ojo con los resbalones al pisar las hojas en otoño), agua, algo de comida (fruta, bocata, barrita), ropa de abrigo, impermeable, crema solar (si es verano), gorra y por supuesto la cámara! Ahora solo tienes que buscar el día, reservarte unas 3-4h con tranquilidad y disfrutar de la naturaleza.

DSC_4384_2

DSC_4051_2

DSC_4054_2

DSC_4058_2

DSC_4363_2

DSC_4365_2

DSC_4397_2

DSC_4368_2

DSC_4373_2

DSC_4377_2

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fotografía, viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s